Sumérgete…Explora, aprende, vive !!!

Posted by on May 2, 2016 in blog | 0 comments

Sumérgete…Explora, aprende, vive !!!

Vale… adoro el mar.

Un  buceador se sumerge en las aguas azules del mar. Durante unos instantes trata de captar todo lo que ve, disfrutar de todo lo que siente, de descubrir todo lo que se le pone por delante. Quizá el día está gris y el agua fría…  pero sabe que un nuevo mundo le espera, listo para ser descubierto. Es un privilegiado. El buceador pone sus sentidos en marcha; la vista, el oído, el tacto, y el gusto ( siempre te llevas algo de sal en los labios ). Sabe que tiene todo por aprender… todo  por aprehender. Desarrollando la máxima consciencia sobre  sus circunstancias y  respetando las normas del deporte , cuida de si mismo y de su compañero con igual intensidad, porque ambos son UNO. UNO se sumerge, UNO bucea, UNO emerge. La oportunidad que se le presenta de vivir la experiencia es única y esto hace que el respeto por el medio sea máximo. Solo así consigue por unos instantes ser habitante oceánico.

Tiene una formación, un equipo de buceo … y ganas.

Ahora hablaré de los buceadores extraordinarios, los buceadores de la vida. Son capaces de bucear en cualquier sitio, en la montaña, en la ciudad, en la calle, en una historia, en una conversación, en una sonrisa… y para ello solo se necesitan, formación, un equipo y ganas.

La formación del buceador de la vida, es el conocimiento. Conoce sus emociones, sus sentimientos, sus pensamientos, sus valores y conoce y aprecia el entorno. Valora cada una de las situaciones que se le ponen por delante como únicas. A mayor formación, mayor disfrute en cualquiera que sea el espacio en el que se sumerja.

El equipo es fundamental y nos permite estar en contacto con el medio. Un buceador de la vida solo necesita humildad. La humildad es  aquello que hace que podamos formar parte del medio, ser UNO. Es saber que tenemos mucho por aprender, mucho por aprehender… en cualquier sitio,   en la montaña, en la ciudad, en  la calle, en una historia, en una conversación, incluso en  una sonrisa. Ser humilde es mirar con curiosidad, escuchar con atención, conscientes de que cada vez que lo hacemos, la experiencia será única. Viviéndola con el máximo respeto. Solo  así conseguiremos ser habitantes de cualquier sitio, de cualquier historia hasta de una sonrisa.

Y si el día está gris, el agua está fría o hay poca visibilidad…tendremos la oportunidad de comprobar nuestras habilidades, nuestra resistencia, nuestra paciencia y nuestro buen humor.

Para todos los que encuentran cada día un poquito de mar en el que sumergirse, enseñan a otros a hacerlo, y a los que a veces, se quedan allí.

 

 

 

 

 

 

 

Si te gusta, comparte !!!
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Momento de Cambio