Sombras físicas, vacíos existenciales

Posted by on Mar 20, 2019 in blog | 0 comments

Sombras físicas, vacíos existenciales Cargando consciencia ....98%

A ti, que a pesar del título de este post, has decidido seguir leyendo, te contaré algo que me pasó estos días.

dav

Una de las cosas que he mejorado con la práctica del coaching  es el incremento de mi consciencia sobre el cuerpo, sobre los pensamientos, sobre la esencia de las cosas. Obviamente antes reparaba en la mayoría de ellas pero ahora lo hago con mucha más profundidad. Cuando hablo de profundidad se me viene  a la mente como si tuviera frente a mí una foto y pudiera mirar más allá de esa ella para ver cómo cada una de las cosas llegó allí. Imagino que todas las fotos en lo más profundo están unidas en un solo punto.. ¡ quién sabe !

A lo que iba sobre la consciencia, voy a poner un ejemplo que puedes seguir tú mism@, si te apetece.

Hay veces que me siento en el suelo,  cierro los ojos y trato de enumerar cada una de las sensaciones que tengo sobre mi cuerpo.

Algunas veces lo hago por orden de intensidad, es decir aquellas sensaciones más intensas primero y las más leves después. Si estoy sentada en el suelo sobre un cojín con las piernas cruzadas, por ejemplo, lo primero que noto es que mi cuerpo reposa en el suelo sobre las nalgas, también noto mis piernas haciendo ángulo, percibo también que mis piernas están sobre la alfombra y que los empeines de cada uno de mis pies rozan la pantorrila de la pierna contraria.

Noto mis manos en el regazo, con ellas tengo el tacto de la ropa sobre la que descansan. También capto la sensación de la ropa en mi cuerpo, la parte superior oscila a cada respiración. Noto algún mechón de pelo sobre mi frente y el roce. El aire entra en mis fosas nasales y le transmiten frescor, el aire entra y llega a mi pecho, elevándolo y estirando la piel que lo recubre.

Una vez que hecho ese repaso por orden de intensidades, trato de ser consciente de más cosas de mi cuerpo, los ojos, la cara, el cuello, hombros…

Llega un momento en que me doy cuenta de que mi cuerpo presenta muchas » sombras » para mi consciencia. Hay zonas de mi anatomía más superficial que quedan en la más completa oscuridad. Digamos que soy consciente de la falta de consciencia en esas zonas. Leí hace poco que hay personas con un nivel de percepción tan sutil y trabajada que llegan a sentir incluso el funcionamiento de algunas vísceras cuando yo solo noto el latido de mi corazón y gracias.

Últimamente pongo el foco de mi atención a percibir cada vez más sensaciones corporales, esto además de ampliar este nivel de consciencia, me ayuda a pasar al siguiente nivel.

Si me cuesta percibir aquello que veo, aquello que toco, aquello que siento, ¿ cómo voy a ser consciente de aquello que carece de esencia física ? ¿ Cómo voy a ser consciente de un sentimiento, de un pensamiento, de una creencia …?

Cuando hemos desarrollado un grado de consciencia sobre aquello que va más allá de nuestro cuerpo, podemos valorar si existe armonía. Particularmente, siento armonía cuando todo está en el lugar adecuando, al nivel necesario en el momento correcto.

Mientras se alinean los astros para que esto ocurra,  trato de ver qué falta o qué sobra.

Llegados a este punto, me viene a la mente una cita de Viktor Frankl en la que comenta que el mayor miedo de la sociedad actual es el vacío existencial. 

¿ Estaremos evitando el miedo manteniendo vacíos a la sombra ? ¿ Estaremos evitando el miedo llenándolo rápidamente con cosas que ocupan mucho y pesan poco ? ¿ Estaremos evitando el miedo disimulando, a sabiendas de que existe ?

Es posible que estas preguntas las podamos responder desde una consciencia valiente y honesta…

Bueno, os dejo que voy a sentarme un ratito en el suelo con los ojos cerrados.

¿ Me acompañas ?

 

Si te gusta, comparte !!!
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Momento de Cambio