Recuperando el camino que lleva a nuestros sueños…

Posted by on Ene 6, 2021 in blog | 2 comments

Recuperando el camino que lleva a nuestros sueños…

Todos tenemos un concepto de lo que es el éxito y todos lo buscamos.

Cada persona lo busca de una manera y eso hace que nuestro camino sea diferente. Es probable que por el camino nos encontremos con personas y compartamos con ellas alguna etapa de viaje, o quién sabe, todas ellas.

Lo que es un principio nos une con ellas es un objetivo, un camino para conseguirlo y sobre todo llevar el mismo paso. Cuando esas circunstancias se dan estas personas empiezan a formar parte de nuestro entorno, existe una conexión, una conexión que parte tan solo de ser quienes somos y luchar por ser quien queremos ser.

Relaciones carentes de aspavientos, actuaciones, relaciones en la que podemos ser nosotros mismos y seguir nuestro camino mientras tanto.

También en posible que en algún momento nos crucemos con alguien, pero desconocemos si va o si viene, si lleva nuestro camino o si tan solo sigue un camino perpendicular… sin saber esto hasta desconocer su velocidad de avance es irrelevante.

Es posible, que nos parezca que esa persona está más cerca de su objetivo de éxito que nosotros y nos llame la atención por cómo en ella se muestra el camino recorrido. Pudiera pasar que en algún momento de cansancio por nuestro propio devenir nos parezca buena idea seguir avanzando en la inercia de esa persona, desviándonos momentáneamente de nuestro objetivo.

El brillo que nos parece ver hace que cambiemos nuestro rumbo, que cambiemos nuestro ritmo para poder caminar en » su camino «.

Esta persona sigue su camino y en él se encontrará con otras personas que tienen el mismo objetivo, que lo tratan de conseguir por la misma senda y a un ritmo muy similar. Eso les hace sentir conexión siendo de la manera que son. Y por otro lado ahí estamos nosotros, siguiendo una estela, por un sendero que desconocemos, a una velocidad que para nada nos resulta natural. Nos pasamos el tiempo esforzándonos torpemente en ponernos a la par, tratando de establecer conexiones artificiales que nos provoquen cercanía. En cada momento ese entorno cambia, ya que también cambia cada una de las personas que lo compone en relación a la etapa que sigue, nosotros cuando hemos logrado adaptarnos, súbitamente el entorno cambia y de nuevo tenemos que volver a intentar encajar y así una y otra vez. Hacemos esfuerzos constantemente cuya recompensa es cada vez más efímera y esto nos cansa y nos frustra. Nos sentimos mal, poco valorados, y además muy lejos de camino por el que íbamos. Puede llegar el momento en que nos sintamos muy, muy desubicados, en un entorno que nos consume energía en vez de dárnosla y nos preguntamos qué hacer.

¿ Es posible que valga la pena parar, con el riesgo de quedarnos solos ? ¿ Es posible que valga la pena desandar lo caminado para volver a nuestra senda ? ¿ Es posible que nos reencontremos con nosotros mismos, con nuestros valores, con nuestros principios, con nuestros sueños que por un momento dejamos olvidados ?

Nunca es tarde para dar la vuelta y volver al camino que lleva a nuestro sueños.

Si te gusta, comparte !!!
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

2 Comments

  1. Buenísimo y muy pertinente en un mundo en el que hay una necesidad de ser igual que, parecido a… Cuando lo importante es ser conscientes de quienes somos nosotros mismos.

    • El mejor regalo que podemos hacer y hacernos es permitirnos ser quienes somos. Muchas gracias y un enorme abrazo.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Momento de Cambio