La felicidad en tiempos de crisis.

Posted by on Ago 19, 2020 in blog | 1 comment

La felicidad en tiempos de crisis.

Esta frase puede resulta paradógica, ya que parecen términos contrapuestos.» Felicidad » y » crisis » en la misma frase, como mínimo es llamativo.

Qué duda cabe que estamos inmersos en tiempos… cómo definirlos, ¿ diferentes ?

Voy a tomarme la licencia de definir tiempos como un túnel. Normalmente de un túnel solo sabemos donde empieza.

Desconocemos dónde está el final, qué longitud tiene, si habrá algún peligro Desconocemos sus condiciones de señalización, su luminosidad, si es de uno o dos sentidos, sus unas condiciones visuales.

Una persona que desconozca lo que es un túnel podría pensar que es una cueva, una trampa, que alberga monstruos y sufrimiento, que carece de oxigeno, que te lleva al centro de la tierra, a saber. Obviamente los recursos ( conocimientos, experiencia etc ) con que se enfrenta a esta situación son mucho más limitados y de ahí su miedo a la supervivencia. El miedo es una emoción que desencadena unas reacciones fisiológicas que se procesan en el cerebro y dan lugar a unos pensamientos que nos llevan a una u otra elección, acción y por tanto resultados.

Una persona que habitualmente encuentra túneles en sus camino, sabrá reconocerlo, bajará la velocidad hasta poder analizar las condiciones en las que se encuentra. Sabiendo que hay un final, adecuará la marcha, la distancia de seguridad, tomará sus decisiones para llevar a cabo mientras el túnel dure. Ser consciente y tomar decisiones nos ayuda a sentirnos algo más seguros dentro de la incertidumbre y la seguridad es uno de los componentes de la felicidad.

Y como nada es ni blanco ni negro, para qué obviar la situación en la que nos encontramos de incertidumbre.

La incertidumbre, la falta de certezas alcanza tantos planos como aquellos en los que se desarrolla la consciencia. Incertidumbre vital ( supervivencia fisiológica), económica ( fuente de ingresos para nuestras necesidades básicas ), social ( nuestro grupo, nuestra pertenencia, nuestra manera de relacionarnos de » vivirnos «), incertidumbre sobre nosotros como proyecto consciente, …

¿Y si la incertidumbre hubiera llegado para quedarse? Es posible que siempre haya estado ahí pero hoy se hace más presente.

Y, ¿cómo es posible ser feliz en estos tiempos?. Quizá tedríamos que definir lo que para cada uno el la felicidad. Hay autores que definen la felicidad como un estado de calma, se sosiego. En estado de calma somos conscientes de lo que tenemos y de que nos falta. En estado de calma somos conscientes de nuestros talentos, de nuestros recursos para mantener lo que tenemos y procurar lo que nos falta En estado de sosiego sabemos que podemos, que es cuestión de maña y de tiempo.

Si ahondamos un poco en aquello que nos da calma y que nos lleva a ese estado óptimo para ir consiguiendo los retos que nos proponemos para superar las circunstacias que nos tocan, quizá debemos analizar si nuestros recursos provienen de fuera, o vienen de dentro.

Cuando aquello que necesitamos para nuestro estado de calma se encuentra fuera de nosotros, nos convertimos en seres dependientes y eso nos crea más desasosiego, es decir justo lo contrario de lo que necesitamos.

Cuando los recursos vienen de nosotros mismos, de nuestras actitudes, de nuestros valores, de nuestra consciencia dejamos de ser dependientes para tomar decisiones. Tener capacidad de decisión en tiempos de crisis nos genera satisfacción, refuerza nuestra percepción de control y disminuye la percepción de incertidumbre ya que sí hay cosas en las que podemos hacer elecciones.

Hace tiempo escuché la frase de que si todo es incierto, todo es posible.

Serías capaz de detallar en una lista todas las cosas sobre las que actualmente estás en condiciones de decidir. ( Vale también poder elegir sobre la melodía del móvil …)

Sin quitar peso a la situación en la que nos está tocando vivir, puedes elegir dar los buenos días, esbozar una sonrisa a lo que te rodean, compartir lo que tienes ( alegría, tu humor, tus galletas, tu tiempo ). Puedes elegir escuchar lo que alguien tenga que contarte, puedes elegir caminar despacio y respirar más hondo…

Es posible la calma en tiempo de crisis al igual que es posible la crisis en tiempos de calma.

Si te gusta, comparte !!!
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

One Comment

  1. Nuevamente, acertando con la temática de la publicación.

    Me encanta.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Momento de Cambio