Incontinencia mental. Cómo saber si la desarrollas.

Posted by on Feb 20, 2019 in blog | 1 comment

Incontinencia mental. Cómo saber si la desarrollas. ¿ Te suena ?

La incontinencia mental es una circunstancia que empieza siendo puntual y acaba siendo crónica. 

¿ A qué me refiero al hablar de incontinencia mental ? Pues a esos estados, momentos, en los que nuestra mente deja de estar contenida, trabajando para nosotros, para nuestros objetivos y pasa a lanzarnos retos, apuestas, desafíos que nada tienen que ver con nuestras mentas. Nos restan energía, nos distraen, en definitiva, nos merman.

Hoy tan solo voy a traer dos casos y si os apetece otro día, traemos más o bien me los proponéis. ( Será divertido ) 

I.- La mente está acostumbrada analizar circunstancias para tomar decisiones pero y ¿  cuándo se pone a analizar circunstancias que en nada interfieren o influyen en nuestras decisiones para lograr nuestros objetivos?

Hay un autor japonés,  Haruki Murakami del que he leído varios libros. Hace unos años durante unas vacaciones cayó en mis manos otro de sus libros After Dark. Algo que destaco de Murakami es el detalle y la sutileza de su manera de narrar. Tiene  una gran consciencia sobre lo rutinario, lo » pequeño » y su manera de traerlo a nuestra mente. Pues bien, disfruté mucho ese libro mientras lo leía. Me aproximaba al final, y este me dejó sin palabras. Sobre todo, porque todas las incógnitas que habían ido apareciendo durante el transcurso de la historia quedaron sin resolver cuando al llegar al final ( al menos para mí ).

Estamos acostumbrados a que todo cuadre, a que todos los nudos sean resueltos, a que todo tenga sentido. Esto apacigua a nuestra mente, le hace darse una palmadita por un trabajo bien hecho.

Y yo me pregunto, ¿ qué pasa si las cosas quedan sin cuadrar, nudos quedan sin resolver o que haya cosas a las que te cueste encontrarles sentido ? Sí, en serio ¿ qué pasa ?. Pues nada.

Hay una pregunta que me suelo hacer : ¿ la información que me falta es fundamental para la consecución de mis metas ?

  1. Afirmativo. En caso de que esa información sea necesaria para seguir nuestro camino hacia nuestras mentas, podemos cambiar la perspectiva , es decir la situación ( temporal, geográfica, física, emocional ) desde la que analizamos. Seguramente obtengamos más información para seguir. Aquí el empleo de nuestro tiempo, de nuestras energías es una inversión que nos dará como resultado acercarnos más a nuestros objetivos
  2. Negativo. ¿ Me estás diciendo que te estás » comiendo la cabeza » por algo que ni te va ni te viene ? Así dicho parece un poco cómico pero muchas veces nuestra mente ( ¿ ociosa ? ) nos convence de que necesitas saber esas cosas y su desconocimiento provoca ansiedad, desasosiego, frustración. Aquí es donde tenemos la responsabilidad de poner » coto » a nuestra mente, más que nada porque ella trabaja para nosotros y nunca al revés. 

A veces hablando con amigos o clientes escucho  cómo me hablan de sus » preocupaciones «. Y para ver el impacto que esa información tendría en su camino, pregunto cosas del tipo:

  • ¿ Saber eso te acercaría a tus objetivos ?
  • Si nunca llegaras a saber eso, ¿ qué cambiaría ?
  • ¿ Qué te hace pensar que esa información es necesaria para ti, ahora ?

Responder a preguntas de este tipo nos acerca a valorar cómo de valiosa es esa información que queremos obtener. Es posible que pongamos demasiado empeño en algo que nos aporta poco o nada.

El camino está lleno de eso, de desafíos, retos, adivinanzas. Nadie tiene obligación, responsabilidad o habilidades para descifrar todo y menos aquellas cosas que nada aportan.

dav

II. » Me debe una explicación «. ¿ Alguna vez habéis escuchado esta frase ? ¿ Quizá tú mism@ le has hecho hueco a esa afirmación de tu cerebro en otro episodio de incontinencia.

Es una secuela de la primera, de esas cosas que nos faltan por entender. Es decir cuando somos incapaces de dar solución a alguien y estamos a punto de pasar a otra cosa, nuestro cerebro da una vuelta de tuerca para mantenernos » en alerta » ( gastando tiempo y energía ). ¿ Cómo ? Haciéndonos creer que la responsabilidad de todo… ¡ la tiene otro !. Es magistral el engaño. Aún así, en nuestro estado de frustración, esa afirmación es como un pequeño haz de luz en el que depositaremos todas nuestras » esperanzas «. 

Cuando adoptamos la idea que alguien nos debe algo, hacemos de un pensamiento  una realidad. Empezamos  a vivir una realidad en la que hay una deuda, un desequilibrio, una necesidad… Nuestra incontinencia mental favorece que vivamos una realidad poco sana ( una realidad que se ha inventado y que nosotros ahora respiramos ).

Nuestro cerebro es una gran máquina de solucionar cosas y trabaja para nosotros. Si nos da más quebraderos de cabeza que satisfacciones quizá está yendo a su aire en vez de al nuestro …

 ¿ Identificas algún episodio de este tipo ?

 

 

 

Si te gusta, comparte !!!
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

One Comment

  1. Muy bien planteado y mucho que pensar. Lo que está claro es quetenemos que asumir nuestra responsabilidad en muchos aspectos de nuestra vida y sobre lo que pesamos y decidimos.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Momento de Cambio