Feedback

Posted by on Jul 22, 2020 in blog | 0 comments

Feedback

Esta palabra se ha colado en nuestro día a día. Quizá antes sonaba en el entorno empresarial pero ahora nos la encontramos en cualquier conversación y en entornos diferentes.

Feed en inglés significa alimentar y back, atrás. Es un anglicismo, es decir una palabra importada del inglés que, dado la riqueza nuestro idioma, podemos sustituir hasta por tres palabras: retroalimentación, retroacción y realimentación

¿Qué.Feedback, en adelante retroalimentación? Es la información que vuelve al emisor desde los destinatarios de su mensaje o acción.

Para qué. El objetivo que de la retroalimentación puede ser múltiple pero siempre en un mismo sentido: Mejorar.

Cómo ha de darse. En primer lugar yo diría que o bien se solicita ( por el emisor ) o bien el receptor solicita » permiso » para hacerlo. Dar retroalimentación de otra manera podría interpretarse como obligación o como una crítica. Es por ello muy importante que todas los agentes involucrados estén de acuerdo en hacerlo y lo hagan en libertad y sin coacción. Solo mejorar es el objetivo.

Ser concreto y simple ayuda al objetivo y sobre todo referirse al hecho o acción objeto de la retroalimentación.

La información que proporcionamos o que se nos proporciona debe de tener en cuenta los puntos positivos como ….( nunca hay puntos negativos ) las áreas de mejora. De esa manera confirmaremos y reafirmaremos aquello que aporta valor y aquello que todavía puede aportar más.

Cuándo. Este proceso para que pueda aportar lo máximo ha de ser consensuado por las partes, es decir, en primer lugar establecemos un acuerdo para hacerlo, en segundo lugar elegimos un momento que sea propicio para las partes. Elegir un mal momento para hacerlo puede afectar al fondo o a la forma y desvirtuar la esencia misma del proceso,

La retroalimentación tanto la petición por parte del emisor , como el » me permites que te cuente qué y cómo he recibido tu ( mensaje, comportamiento, acción, control, dirección, gestión de emociones, crítica, réplica, consejo… ) hace que la comunicación y la confianza entre las partes se afiance, poniendo cada una de ellas sobre la mesa las cosas positivas y alternativas para que la próxima vez sea mejor.

Cuando esto ocurre y ambas partes están de acuerdo, ambas se esfuerzan por aportar y aprender. Se da la escucha activa, se evita la crítica ( solo señala lo negativo, sin decir cómo puede hacerse mejor), se evita juzgar ( nadie somos para emitir un juicio sino que distinguimos entre lo positivo y las áreas de mejora). Los juicios y críticas son considerados intromisiones, amenazas y eso genera rechazo.

Quién. Todos y cada uno de nosotros podemos aportar, siempre que sigamos las indicaciones ya señaladas. Padres, hijos, compañeros, jefes, colaboradores, dependientes, consumidores, amigos, parejas.

Espero que este tema os haya resultado útil y estaré encantada de recibir vuestra retroalimentación.

Si te gusta, comparte !!!
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Momento de Cambio