Si la Felicidad tuviera precio, estaría en Amazon

Posted by on Dic 11, 2017 in blog | 0 comments

Si la Felicidad tuviera precio, estaría en Amazon

[Este artículo cuenta, en la parte final, con su versión en audio para personas que tengan dificultades del tipo que sea para su lectura ]

<////ª>       ></////////ª>

Nos encontramos en el mismo camino, un camino que quizá es igual de largo que de ancho. Entonces, ¿ es un camino ?… Quizá le llamamos así porque resulta más visual. Caminar dando un paso tras otro hacia aquello que queremos. También podemos unirlo a un desarrollo temporal. Etapas, puntos, números. Decía el Principito que a los adultos nos encantan los números, nos hacen estar más seguros y nos dan fiabilidad ( aún siendo inventados ).

Aunque a veces parezca que vamos solos, o nos preguntemos si vale la pena, nos encontremos cansados o pensemos que es algo inalcanzable… Buenas noticias… Somos muchos y está más cerca de lo que pensamos.

Cuando quiero saber cómo hacer algo, puedo preguntar a los que lo están intentando como yo. Es una manera de ver otras opciones desde otros puntos de vista. Quién sabe, quizá me valgan o me den ideas.

Aunque en lo que me suelo centrar es encontrar a alguien que ya lo haya hecho o que esté visiblemente cerca, mucho más cerca que yo. Es decir, ver lo que hacen los mejores ( en lo que que yo quiero ) y sobre todo cómo lo hacen. De nuevo analizar y ver si algo de lo que han hecho puede ser para mi una opción. 

Sin otra pretensión que la de lanzar al aire ideas, por si en su » revoloteo » pudieran inspirarte… 

La definición que hace la RAE sobre la felicidad : «Estado de grata satisfacción espiritual y física«.

Platón  (427 a.C. – 347 a. C.), opinaba que : «El hombre que hace que todo lo que lleve a la felicidad dependa de él mismo, ya no de los demás, ha adoptado el mejor plan para vivir feliz”. 

Este punto de vista ya tiene una coincidencia con uno de los pilares del coaching que es el de enfocarnos en aquello que depende de nosotros mismos. Lo que hacen los demás escapa a nuestra voluntad. Basar nuestra felicidad en lo que hagan los demás… ya me entiendes… Resulta arriesgado.

Aristóteles  (384 a.C. – 322 a.C.), un poco más tarde, seguía en la misma línea : «La felicidad depende de nosotros mismos”. 

Cada persona alcanzará ese estado de una manera. Tenemos la libertad para decidir tomar conciencia de quiénes somos, de qué queremos y de que recursos tenemos para conseguirlo.

Lao Tzu (601 a. C – 531 a. C.), enunciaba: «Si estás deprimido, estás viviendo en el pasado. Si estás ansioso, estás viviendo en el futuro. Si estás en paz, estas viviendo el presente”.

Hemos tardado más de 2500 años en volver a darnos cuenta que vivir el presente con intensidad nos llena de alegría, de energía y nos acerca a ese estado de satisfacción que perseguimos. 

Lao Tzu, es el autor de un libro llamado » El arte de la guerra «. En el puedes encontrar estrategias para preparar, enfrentar y ganar batallas.  Es aplicable también a nuestras » batallas de vida » a esas que libramos a nivel personal. 

Immanuel Kant (1724-1804),  decía : “La felicidad; más que un deseo, alegría o elección, es un deber«

Esta afirmación contiene la idea de que depende de nuestras elecciones y actitudes, por lo tanto nos la muestra accesible. 

 Bertrand Russell (1872 – 1970) : “De todas las formas de precaución, la cautela en el amor es tal vez la más mortal de la verdadera felicidad”. 

Para este filósofo británico el amor nos acerca la felicidad.

Hace poco asistiendo a un evento de Lama Don Drub, este, nos explicaba que el amor nos acerca a la felicidad: El amor a uno mismo, a los demás sin hacer diferencias, el amor a las cosas ( ojo, evitar el apego ). Y me centro en el amor que ponemos al hacer cosas. Hacer las cosas de la mejor manera que podamos, fijándonos en cada uno de los detalles, es hacer las cosas con amor.  Poner límites a nuestras capacidades ( por ejemplo de dar amor ) nos hace menos luminosos.

Obviamente, las anteriores, solo son ideas … ¿ Te encaja alguna ?

Voy a señalar dos cosas que he notado que tienen en común. La primera es que señalan como importante el componente personal. Nuestra actitud, nuestro comportamiento, nuestra búsqueda, nosotros…

La segunda, es la ausencia de precio elevado… Si alcanzar la felicidad conlleva un enorme sacrificio que nos merma personalmente, económicamente, laboralmente, que daña nuestra salud, que nos resta mucho  tiempo o presente…  ¿ será realmente felicidad ? 

Actualmente, sabedores de nuestra  enorme inquietud por alcanzar esa satisfacción, muchos ponen a nuestros pies » por un módico precio » caminos prefabricados. Nos aseguran que son atajos hacia ese estado personal deseado.

Te imaginas ir por el campo y que te traten de vender tramos de scalextric para llegar antes ?

Viktor Frankl ( neurólogo y psiquiatra austríaco ) comentaba en una de sus obras que la mayor pandemia de la sociedad actual era el vacío existencial ( » vacío de ser » ). Esto resulta un pequeño obstáculo para conseguir la felicidad. El tema es que este obstáculo lo hacemos el doble de grande cuando tratamos de llenar ese vacío » existencial » con cosas materiales y me permito decir que se hace aun mayor cuando una vez que tenemos esas cosas materiales, aparece el miedo a perderlas y volver a sentir ese » vacío «. 

Alguien nos puede quitar » la satisfación de tener » pero ¿ la satisfacción de ser ?.

Absolutamente nadie.

Seguimos caminando… Un gusto encontrarte.

Audio

 

 

 

Si te gusta, comparte !!!
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Momento de Cambio