El mejor método, el tuyo. Cómo hacer ( tu ) método

Posted by on May 1, 2017 in blog | 0 comments

El mejor método, el tuyo. Cómo hacer ( tu ) método

Cada vez que nos enfrentamos a un reto, a una circunstancia… cada uno de  suele hacerlo de manera similar. Es decir siempre hacemos las cosas de la misma manera. Digamos que seguimos un método, nuestro método. Al final un método solo es la manera habitual de hacer las cosas.

La vida está llena de métodos con nombre propio : Método Montessori ( educación ), Método Milton ( esterilización biberones ), Método de Fick ( cálculo del gasto cardíaco ), Método Iyengar ( Yoga ), Método GROW ( coaching )…

Métodos, métodos, métodos…. Los métodos suelen estar contrastados y su seguimientos nos facilita llegar a nuestro objetivo..

Muchas veces nuestros objetivos son muy personales y su consecución depende más de nuestras capacidades y habilidades que de otras cosas. Dependen más de nuestra experiencia, creencias, educación… de nuestro  » ADN «

 ¿Quién mejor que nosotros sabe cómo hacemos las cosas ?

También para esos casos podemos seguir un método… el nuestro. ¿ Cómo hacer un método ? Fácil.

Pongamos un ejemplo sencillo de cómo hacemos, por ejemplo una tostada. Una vez que veas cómo se construye, podrás hacerlo para cualquier cosa.

  1. Toma papel y lápiz y haz una pequeña » redacción » de cómo haces una tostada . Con todos los detalles que recuerdes.
  2. Toma «post it» o similar  y haz  dibujos que representen ordenados el texto inicial.
  3. Retirara los  «post it » menos importantes , hasta quedarte con aquellos que son fundamentales en el proceso ( los imprescindibles ).
  4. Pon nombre a esas etapas.

Ya está hecho ¿ quizá te falta por darle un poco de forma ?. Vale, vamos a » pulirlo » un poco. Como ves lo primero que hemos hecho es ante una circunstancia tratar de detallarla para luego mediante los dibujos en los » post it » tratar de filtrar los pasos que a ti te resultan importantes. Quizá otra persona dibuje otras cosas y eso está genial ya que es un método personalizado que atiende a las peculiaridades de cada persona. Todos los métodos son buenos si nos facilitan conseguir nuestros objetivos..Cuando deja de ser bueno podemos poner en revisión sus fases y mejorarlo con los conocimientos y recursos que vamos adquiriendo día a día

En el punto 3 todavía lo » depuramos » más hasta quedarnos con entre 4 y  6  etapas o pasos. Ponerles un nombre simplifica… y nos ayudará a recordar nuestro método.

Cuando ya lo tenemos listo… será la hora de ver en cada una de esas etapas ¿ qué depende de nosotros ?. Es decir, si en cada etapa podemos hacer cosas diferentes… Imaginemos en el caso de la tostada, si hemos elegido ponerle mantequilla en el proceso de tueste. Podemos elegir si se la echamos por una cara, por las dos, antes del tueste, después…Incluso podemos hacer variaciones sobre el tipo de mantequilla…

Disponer de múltiples opciones en cada etapa hará que podamos hacer pruebas en nuestro método para hacerlo cada vez mejor, más  útil. Por eso es muy interesante esta fase para luego poder experimentar.

Una vez que tenemos construido nuestro método es hora de probarlo, ver cómo de bueno resulta y seguir depurándolo hasta hacer el mejor método para aquello que hayamos elegido.

Al igual que nosotros casa día cambiamos, tenemos nuevos gustos, etc ,el método cambiará ya que para nosotros es una herramienta. Permanecer sujetos siempre a hacer las cosas de la misma manera puede llegar a limitarnos. Imaginemos los cocineros ( ahora que están tan de moda ). Para hacer el mismo plato, lo hacen de diferentes formas ya que van adquiriendo recursos creatividad, experiencia. Todo lo aprendido, lo imaginado se incorpora a nuestro método.

Si te das cuenta.. cuando establecemos las fases…tan solo las estamos identificando conscientemente. Ya existían antes de ponerle nombre… solo que ahora lo hacemos de manera consciente. Y lo mejor de todo es que tenemos capacidad para actuar en cada una de ellas de diferente manera. Al ver los resultados valoraremos si nos satisfacen o para la próxima vez queremos probar a hacer otra cosa en alguna de las fases de NUESTRO MÉTODO.

Siempre y para multitud de procesos seguimos una metodología particular. Ser consciente de ella nos ayudará a mejorarlo y hacerlo más eficaz.

Una herramienta de precisión para nuestras propias circunstancias.

Consciencia-Responsabilidad-Acción

aros

 

 

Si te gusta, comparte !!!
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Momento de Cambio