Coherencia

Posted by on Nov 27, 2019 in blog | 0 comments

Coherencia

Coherencia es aquello que nos queda en esos momentos en que todo aquello en lo que creemos se tambalea.

Decía Groucho Marx : «Estos son mis principios, si no le gustan tengo otros «.

La coherencia es tan simple como actuar conforme a lo que se piensa, a los valores que uno tiene, atendiendo a la mente y al corazón. Podríamos decir que es la proyección de nuestra esencia en nuestros actos.

Todos reconocemos personas que se guían visiblemente por sus principios, aun siendo diferentes a los del resto. Lo hacen con honestidad, con valentía, con nobleza. ¿ Y esa gente, nunca se equivoca ? Pues claro que sí, pero lo hace habiendo sido honesta, valiente y noble.

Estoy segura que también reconocemos a esas personas que se guían visiblemente por » las consecuencias «. Es decir, su actuación viene determinada por el logro final. Es una acción meramente conductual, digamos mecánica.

Actuar según nuestros principios ayuda a ser conscientes de nuestros valores, de ver cómo su desarrollo nos hace sentir. Nos permite afianzarlos, darles su espacio y reafirmarnos en que resultan positivos para nosotros.

Posiblemente también detectemos si el desarrollo de alguno de esos valores nos genera malestar. Y, es que un exceso en cualquier principio, a priori positivo, podría generarnos una sensación de malestar.

Te pongo un ejemplo. Hace un tiempo una persona me comentaba que uno de sus valores fundamentales era la familia. Imagino que muchos de vosotros estaréis de acuerdo: la familia resulta muy importante y guía gran parte de las decisiones fundamentales en vuestras vidas. En el desarrollo de ese valor, se ocupaba de sus padres, era confidente de hermanos y cuñados, organizaba cada una de las reuniones familiares en su casa… Las responsabilidades que había elegido en relación a su familia acabaron por agotarla, por generarle estrés y un enorme sentimiento de culpa por pensar que nunca estaba a la altura. Esta persona, una vez que fue cosnciente de cómo desarrollaba ese valor, tomó cartas en el asunto y decidió vivir su valor » familia » de manera que le resultara más sano y enriquecedor.

Últimamente noto, y es una sensación personal y subjetiva, que muchas personas empiezan a elegir sus principios en función de los resultados deseados y estos cambian a la vez que aquello que se desea conseguir.

Cuando nuestros principios cambian constantemente o dejamos poco tiempo para que se afiancen, estos se vuelven frágiles, quebradizos. Al primer temporal, nuestra estructura saltará por los aires, miraremos a nuestro alrededor y veremos los destrozos. Nada más desolador que la incoherencia…

Cuando venga el temporal, que vendrá, si nuestros pilares son firmes, al menos sabremos dónde estamos, quienes somos y eso será un nuevo punto de partida desde el que encaminar nuestros pasos.

¿ Conoces tus principios y cuáles son tus valores ?

dav

Si te gusta, comparte !!!
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Momento de Cambio